Comunicados y boletinesGénero y poblacionesNuestra palabra

La despedida de una Autoridad Ancestral debe estar a la altura de cualquier dignatario

Bakatá, 23 de marzo de 2021. El gobierno debe dar las garantías para llevar por vía área hasta Checamuh, municipio de Tomachipan, Guaviare, a Nuyupna Jiwda (Tigre) Yau, Mayor y médico tradicional del Pueblo Nükak, quien partió a sus 63 años en la noche del 22 de marzo. Siendo los Nükak uno de los últimos Pueblos en contacto inicial en Colombia en peligro de extinción física y cultural, la despedida de una Autoridad Ancestral como la que él representa debe estar a la altura de cualquier dignatario por lo que instamos al gobierno para que de las garantías de traslado, preste todo el apoyo y medios requeridos para llevar a cabo esta acción por la dignidad del Pueblo Nükak.

Además de afrontar un desplazamiento forzado por más de 15 años, con gran fuerza espiritual “Tigre” también enfrentó una enfermedad por varios años sin que tuviera un diagnóstico claro, tampoco pudo acceder a una atención adecuada en salud y tras permanecer tres días en el Hospital de San José del Guaviare su cuerpo no resistió más y falleció. Hasta el momento no se han logrado establecer las causas de su muerte.

En la actualidad los Nükak no cuentan con aseguramiento en salud y no se realizan las transferencias de recursos para su atención. Es imprescindible avanzar en la restitución de derechos del Pueblo Nükak que en este caso deben incluir una siembra digna del Mayor Nuyupna Tigre en su territorio según la cosmovisión de su cultura ancestral. Ante lo apremiante de la situación y dadas las condiciones geográficas y climáticas de la zona, el traslado del cuerpo del Mayor hasta su territorio ancestral debe hacerse vía aérea y en compañía de sus siete familiares inmediatos.

Esta solicitud es parte de la exigencia de los familiares del Mayor y que respalda la Defensoría del Pueblo a través de su enlace étnico territorial, Camila Perico, quien expresó esta petición en el Comité Ampliado de Justicia Transicional realizado en la mañana del 23 de marzo porque “es la responsabilidad del Estado con las víctimas, es darles dignidad (…) Tigre es un símbolo de dignidad cultural”, enfatiza la funcionaria.

“Si ya falleció, ¿cómo aprenderemos los jóvenes?” menciona Joaquín Dajada Nijbe, representante legal del Consejo de Autoridades Tradicionales Mauro Munu, quien explica la importancia de los Pugnidedus (médico tradicional): “son los que nos están curando, contactan a los Tacueye (espíritus) de la selva fuerte y mantienen el equilibrio entre los tres niveles Nükak”.

Hoy nos despedimos de un gran líder y Nükak Baka, autoridad en calidad de Beweni (Mayor) del Consejo de Autoridades Tradicionales Mauro Munu. La Organización Nacional Indígena de Colombia – ONIC – y la Comunidad de Juristas Akubadaura, lamentamos la pérdida de una parte de la resistencia y memoria viva del Pueblo Nükak. Enviamos nuestra solidaridad de fortaleza, resistencia y sabiduría a la familia de “Nuyupna-Tigre.

El Mayor y las familias Nükak del asentamiento de Puerto Flores habían iniciado el proceso de retorno voluntario al territorio ancestral, cansados de esperar que el Estado y las instituciones les brindaran garantías para el retorno digno. El sueño del Mayor “Nuyupna-Tigre” de volver al territorio no se cumplió.

Constitucionalmente los Nükak son un pueblo de especial protección, que está en peligro de exterminio físico y cultural. Hoy la partida del Pugnidedus es una alerta para que se cumplan las medidas de salvaguarda y salvaguardia que les permitan su pervivencia y retorno al resguardo.