Akubadaura en los MediosFormación de formadoresGénero y poblacionesPaz y reconciliación

Recorriendo Chocó por la defensa del territorio indígena | ONU Mujeres

Ver en ONU Mujeres

Por la defensa de sus territorios ancestrales, un grupo de lideresas de Chocó, Colombia, promueven sesiones formativas que les permitirán a ellas y a sus comunidades asumir directa y autónomamente la defensa de sus derechos individuales y colectivos. Su propósito: avanzar en su empoderamiento político para inspirar a otras mujeres indígenas.

Fecha: domingo, 5 de septiembre de 2021

Crédito: Cortesia de la Comunidad de Juristas Akubadaura 

Hablamos con Dora Sepúlveda, Nepono Carupia y Rosa Chamorro, quienes, en su propia lengua nativa, van municipio a municipio traduciendo en sencillas palabras conocimientos jurídicos para reducir cada vez más la vulneración de sus derechos como mujeres y comunidades indígenas.

En lengua emberá compartiendo cuán importante es la defensa de los territorios ancestrales que les han visto nacer y luchar van por Unguía, Acandí, Riosucio y Quibdó, en el departamento del Chocó, estas tres lideresas indígenas. Ellas están avanzando en 24 encuentros en el proceso de Formación de formadoras sobre derechos territoriales, que se viene implementando bajo el liderazgo de la Corporación Comunidad de Juristas Akubadaura, en el marco de la iniciativa Prodefensoras. 

Rosa Elena Chamorro Isaramá: ‘hemos podido salir de nuestros hogares y tomar la palabra’

“Nuestro empoderamiento político y jurídico se ha visto beneficiado. Podernos formar en derechos territoriales para luego nosotras mismas hacer la réplica de esos conocimientos con las mujeres del territorio es además de relevante, un proceso de lo más bello. Antes para nosotras no era posible conocer de primera mano qué leyes nos defienden como comunidades indígenas y nuestros territorios y cuáles eran nuestros derechos como mujeres. Para mí el proyecto nos permitió tomar fuerza como pueblo para defensar nuestro territorio, hacer incidencia política y seguimiento frente a los casos que llevamos ante la Jurisdicción Especial Indígena.

Actualmente yo estoy haciendo las réplicas en Quibdó, capital del Chocó, en ellas no solo participan las mujeres sino también las autoridades indígenas. Ha sido muy gratificante porque muchas y muchos nos ven dando las réplicas con admiración. “Miren cómo una mujer nos está hablando y enseñando”, dicen. No ha sido un proceso fácil por los imaginarios que hay sobre la capacidad política de nosotras las mujeres, pero lo hemos logrado poco a poco. Todo esto ha posibilitado que salgamos de nuestros hogares, que le renunciemos a la sumisión. Las mujeres indígenas somos defensoras del territorio y tejedoras de vida, somos un vehículo de cambio que se fortalece con este tipo de acciones con las demás mujeres”. 

Crédito: Cortesia de la Comunidad de Juristas Akubadaura

Nepono Carupia Domico: ‘hablar de derechos en nuestra lengua ancestral nos empodera’

Desde los 15 años he estado en todo el tema comunitario, y ahora con 20 soy reconocida como una lideresa entre mi comunidad. Por estos días estoy haciendo las réplicas en Acandí y Riosucio, municipios que se ubican sobre el Río Atrato y a dónde llegamos en canoas después de recorrer por 6 horas el río. A través de ProDefensoras hemos tomado consciencia sobre lo que necesitan nuestras comunidades.

Poder brindar estos conocimientos en nuestra lengua ancestral ha sido fundamental para mujeres de nuestras comunidades. Mi empoderamiento político ha sido lo más importante de todo el proceso: qué derechos tenemos como mujeres indígenas, qué leyes salvaguardan nuestros territorios ancestrales. Antes no teníamos tanta consciencia sobre esto.

La emoción que siento es inmensa cuando logramos compartir con otras mujeres estos aprendizajes. Esta es la única forma en la que podemos evitar que se sigan vulnerando nuestros derechos como mujeres indígenas y de saber que estamos en nuestra plena capacidad de liderar. En las comunidades nos han recibido muy bien y nos han expresado que les parece excelente que hablemos de estos temas en nuestra lengua ancestral porque sabemos que hay personas que van a nuestras comunidades y se aprovechan de la barrera idiomática para vulnerar nuestros derechos”.

Crédito: Cortesia de la Comunidad de Juristas Akubadaura

Dora Elena Sepúlveda Velásquez: ‘no solo somos dadoras de vida, somos las garantes protectoras del territorio’

Siempre me ha interesado la defensa territorial y los derechos de las mujeres. Esto ha hecho posible que hoy con estos conocimientos que tengo pueda llegar a los municipios en donde estamos replicando estos conocimientos jurídicos.

El propósito es que las mujeres indígenas los sigan replicando al interior de sus comunidades para que puedan defender sus territorios. El proceso ha sido maravilloso porque he desarrollado la capacidad de pararme en el escenario y abordar los temas con fortaleza y seguridad. Siempre que hacemos una réplica tiene que ser en nuestra lengua nativa para mayor comprensión de las comunidades.

Las mujeres indígenas poco a poco han tomado más consciencia de sus derechos y sobre la defensa del territorio. Muchas ya no solo se asumen como dadoras de vida sino como parte fundamental de la sociedad y sus comunidades. Somos las mujeres las primeras garantes de nuestra ancestralidad”.